Home / Estrés / Conciliación laboral y familiar: estrés y ansiedad

Conciliación laboral y familiar: estrés y ansiedad

curso Conciliacion

Conciliar nuestros horarios laborales y familiares puede llegar a ser una gran fuente de estrés cuando nuestra exigencia profesional es elevada.

Estar a la altura de las expectativas de nuestra pareja y, a la vez, a la altura de las expectativas de rendimiento de nuestra empresa puede situarnos en una incómoda posición de bisagra entre ambos, llegando a prometer nuestro tiempo a ambas esferas a la vez y provocándonos una situación de ansiedad que si la mantenemos demasiado tiempo puede acabar llevándonos a desarrollar algún trastorno relacionado con el estrés.

Recomendamos seguir algunas pautas para facilitar esta conciliación horaria y de esta manera disminuir la ansiedad que nos puede provocar esta situación:

No generes expectativas poco realistas. Son habituales frases como “Es sólo esta temporada, después ya estaré más desahogado”, o “Verás como ya no hay más reuniones fuera de hora”, o “No creo que haya más viajes hasta final de año” incluso cuando sabemos que seguramente no será así.

Con la intención de evitar el enfado de nuestra pareja a corto plazo y evitarnos por tanto situaciones de estrés, estas promesas posteriormente incumplidas, sólo servirán para generar más conflictos y ansiedad.

Se claro desde el principio, explica a tu pareja que el trabajo siempre va a suponer reuniones imprevistas, o cambios en el horario. Que esto no se puede cambiar a medio plazo, y que son la contrapartida a la retribución económica.

Exponer esto a nuestra pareja puede suponer una situación incómoda, pero es invertir en malestar. Es mejor zanjar el tema aunque suponga un momento delicado que postergarlo eternamente de manera que suponga infinitos momentos incómodos y estresantes.

Teletrabajo: establece horarios. Por otro lado, si tienes que trabajar en casa ocasionalmente, establece el horario que dedicarás a trabajar y el que dedicarás a estar con tu familia o pareja. Si no se hace así, mientras estés trabajando te sentirás mal pensando en que deberías estar con tu familia y cuando estés con tu familia estarás pensando en el informe que tienes pendiente de terminar, esperándote en el portátil.

Compromiso con tareas de hogar y su rol de pareja. Un interesante enfoque para plantear a nuestra pareja es que no importa tanto cuanto horario se dedica al trabajo o a la familia, sino la calidad del tiempo que se dedica a ambos. Si, independientemente de los horarios, te muestras  comprometido con las tareas del hogar y con realizar actividades con tu pareja, lo demás dejará de ser trascendente. Si cuidamos nuestro rol de pareja y/o padres, la conciliación funcionará, pasando de ser cuantitativa a cualitativa.

Si deseas mejorar la conciliación familiar en tu empresa, no dudes en pedir información sobre nuestros cursos en estilos de vida.

Deja tu Comentario

Scroll To Top